Hemingway y Obama en Cuba

El presidente Barack Obama pasó por Cuba y solo mencionó una vez a Hemingway. No fue a cenar al Floridita en donde acodada a la barra se halla la estatua del escritor. No importa. Lo trascendente es que tras más de medio siglo de disputas, la visita se produjo y hubo un ambiente de entendimiento presente y futuro. Hemingway es una ocurrencia. Nada más. Lo valioso sigue siendo acceder a las libertades y a las mejoras en la calidad de vida a futuro para todos los cubanos.

–==(())==–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>